¿QUIÉNES SOMOS?

AMBÁ es una organización sin fines de lucro que tiene el propósito de restaurar el vínculo emocional del ser humano con la naturaleza y regenerar los ecosistemas.

Desde nuestros inicios en 2016 en las sierras de Carapé, hemos ampliado nuestras actividades y actualmente nos centramos principalmente en esta zona y en Río Negro, en el área del Parque Nacional Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay.

La premisa fundamental de nuestro trabajo es el desarrollo del modelo de producción de naturaleza, que busca lograr una reconexión ecológica promovida por un compromiso con la restauración de los ecosistemas como base para el desarrollo de comunidades locales y economías regenerativas

¿POR QUÉ AMBÁ?

El nombre que elegimos para nuestra organización se inspira en conceptos de antiguas tribus. Para el pueblo guaraní, Ambá es el lugar hacia donde fijar nuestra dirección, nuestro propósito más alto. Para los indígenas udegei, originarios del extremo oriente de Rusia, Ambá es el tigre del amur: el felino más grande de la Siberia, que para ellos es la personificación del Espíritu del Bosque.

En nuestro caminar, hemos descubierto que la presencia de los felinos marca la riqueza y la abundancia de biodiversidad que sobrevive en las sierras de Carapé. Por eso elegimos llamarnos AMBÁ, para honrar a todos los seres que custodian esta riqueza y habitan en ella. Con humildad y alegría, nos integramos al servicio de los ecosistemas para restaurar el equilibrio perdido.

NUESTRO ENFOQUE

El modelo de ¨producción de naturaleza¨ es un enfoque que integra el bienestar de los ecosistemas con el de las comunidades, donde se fusiona la conservación de la naturaleza y la prosperidad social y económica.

Es entonces una oportunidad para la conservación, gracias a la posibilidad de generar ecosistemas completos; una alternativa para el desarrollo sostenible, dando lugar a nuevas formas de economía restaurativa; y un contexto ideal para promover las comunidades rurales y la neo-ruralización.

La preservación de estos ambientes es medular para fomentar un desarrollo sostenible, donde se promueve el patrimonio sociocultural regional y las economías restaurativas locales, como el ecoturismo, la ganadería en pastizal o las producciones agroecológicas, entre otras.

El enfoque de producción de naturaleza se basa en cuatro pilares que son las economías restaurativas, las comunidades vibrantes, el desarrollo de parques nacionales o áreas protegidas y los ecosistemas completos. En este último componente es donde se destaca el Rewilding como estratégia de restauración biológica y ecológica.

CENTRO DE REGENERACIÓN

Nuestro Centro de Regeneración se encuentra dentro de la reserva Cerro Negro, en las sierras de Carapé. Allí desarrollamos un espacio delimitado que pueda ser custodiado. El objetivo en este lugar es poder anclar el propósito de AMBÁ como núcleo y ejemplo de lo que se puede llevar a cabo cuando se desarrolla el modelo de ¨Producción de Naturaleza ̈. Buscamos transmitir y vivenciar la relevancia de la re-conexión de las personas con la naturaleza y llevar a cabo prácticas de regeneración en los ecosistemas.

En la reserva Cerro Negro se puede encontrar nuestro Centro de Regeneración, el Sendero de las Nubes, un recorrido de cinco kilómetros rodeados de flora nativa y amplias vistas de las sierras, y el Mirador del Urubú, el primero libre y gratuito en las Sierras de Rocha que ofrece un corto recorrido que brinda la posibilidad de regocijarse con una vista panorámica única de las sierras.

ACTIVIDADES:

  • Monitoreo de mamíferos
  • Monitoreo de felinos
  • Monitoreo de aves

  • Regeneración de monte nativo
  • Educación ambiental

EQUIPO

Maximiliano Costa

Director Ejecutivo

Rodrigo Patrón Silva

Director de Proyecto Carapé

Inti Carro

Director de Conservación

Nara Lescano

Directora de Finanzas

Juan Artola

Director de Comunicación

Mariana Pirez

Coordinadora de Sierras de Rocha

Fernando Mayor

Coordinador de Río Uruguay

Talía Zamboni

Coordinadora de Restauración Ecológica 

ALIANZAS

En un contexto donde nos enfrentamos a la llamada triple crisis planetaria: cambio climático, extinción masiva y contaminación, tenemos un gran desafío y a la vez una gran oportunidad: proteger nuestro planeta para las futuras generaciones.

Esto solo es posible trabajando de forma conjunta: actores privados, organizaciones, gobierno, filantropía y personas comprometidas.